¿Cómo hacer un plan de migración de datos?

La integración de datos y la migración de datos deben ser procedimientos bien pensados e impecables. 
Si las empresas no cuentan con un plan profesional de transferencia de datos o DMR (Data Migration Resources) pueden terminar sobrepasando el presupuesto mensual o anual, acabar con procedimientos onerosos o descubrir que sus operaciones de datos no cumplen sus objetivos.

En un plan estratégico de migración de datos deben abordarse los siguientes factores críticos:

1. Conocimiento de los datos: Los datos de origen deben auditarse a fondo antes de la migración. Pueden surgir problemas inesperados si se omite este paso.


2. Mantenimiento y seguridad: Los datos se deterioran con el tiempo y, por tanto, pierden su fiabilidad. Por ello, hay que aplicar controles para mantener la calidad de los datos.


2. Limpieza: Una vez identificados los posibles problemas con los datos de origen, habrá que solucionarlos. Dado el alcance de la tarea, esto puede requerir el uso de herramientas de software y recursos externos.


3. Gobernanza: La supervisión de la calidad de los datos y la elaboración de informes es fundamental porque nos permite conocer mejor la integridad de nuestros datos.Los procesos y herramientas utilizados para crear estos datos deben ser flexibles y permitir la automatización del mayor número de funciones posible.

Un plan de migración de datos debe incluir un proceso para integrar el software y las herramientas adecuadas en el proyecto, además de un procedimiento estructurado y por fases.