Estrategias de migración de datos

 No existe un enfoque único para desarrollar una estrategia de migración de datos. La opción más adecuada vendrá determinada por las necesidades y requisitos empresariales específicos de cada organización. 

La mayoría de las estrategias se encuadran en una de estas dos categorías: "Big Bang" o "goteo", a continuación te decimos de qué trata cada una.


Migración del Big Bang

En una migración de datos "Big Bang", toda la transferencia se completa en un tiempo determinado. Mientras los datos se someten a procesos ETL y se trasladan a la nueva base de datos, los sistemas conectados están inactivos.

El atractivo de este método es, sin duda, el hecho de que todo se lleva a cabo en un único paso, relativamente corto y limitado en el tiempo. Sin embargo, como la empresa se ve obligada a operar desconectando uno de sus recursos, puede causar mucho estrés. Es posible que la implantación se vea obstaculizada.

Si el enfoque "Big Bang" es el adecuado para su empresa, es una buena idea repasar todo el proceso de migración antes de ponerlo en marcha.


Migración por "goteo"

Las migraciones por goteo, en cambio, realizan el proceso por etapas. Los sistemas antiguos y los nuevos funcionan en paralelo durante la implementación, lo que evita el tiempo de inactividad y las interrupciones operativas. La migración continua de datos es posible con procesos en tiempo real.

Estas implantaciones pueden ser bastante complejas en su diseño si se comparan con el enfoque "Big Bang". Sin embargo, si se hace correctamente, la complejidad añadida suele reducir el riesgo en lugar de aumentarlo.


¿Cómo hacer un plan de migración de datos?

La integración de datos y la migración de datos deben ser procedimientos bien pensados e impecables. 
Si las empresas no cuentan con un plan profesional de transferencia de datos o DMR (Data Migration Resources) pueden terminar sobrepasando el presupuesto mensual o anual, acabar con procedimientos onerosos o descubrir que sus operaciones de datos no cumplen sus objetivos.

En un plan estratégico de migración de datos deben abordarse los siguientes factores críticos:

1. Conocimiento de los datos: Los datos de origen deben auditarse a fondo antes de la migración. Pueden surgir problemas inesperados si se omite este paso.


2. Mantenimiento y seguridad: Los datos se deterioran con el tiempo y, por tanto, pierden su fiabilidad. Por ello, hay que aplicar controles para mantener la calidad de los datos.


2. Limpieza: Una vez identificados los posibles problemas con los datos de origen, habrá que solucionarlos. Dado el alcance de la tarea, esto puede requerir el uso de herramientas de software y recursos externos.


3. Gobernanza: La supervisión de la calidad de los datos y la elaboración de informes es fundamental porque nos permite conocer mejor la integridad de nuestros datos.Los procesos y herramientas utilizados para crear estos datos deben ser flexibles y permitir la automatización del mayor número de funciones posible.

Un plan de migración de datos debe incluir un proceso para integrar el software y las herramientas adecuadas en el proyecto, además de un procedimiento estructurado y por fases.